Acceso a Internet: derecho humano

Acceso a Internet: derecho humano

Acceso a Internet: derecho humano

Edgardo Vinicio Araya Sibaja*

Publicado en Diario Extra.  Sección de opinión.  25 de octubre de 2016.

Es errónea la decisión de la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL) de liberalizar el cobro de Internet, que es un derecho fundamental, – según lo ha establecido la Sala Constitucional de manera reiterada –. No puede concebirse que el cumplimiento de este o cualesquiera otros derechos fundamentales quede por la libre.

La decisión de la SUTEL, – actualmente en consulta pública -, de declarar mercados en competencia efectiva y dejar de regular la tarifa del internet móvil y fijo, es una manera de permitir que las operadoras puedan por fin hacer el cobro de Internet por descarga, tanto en la modalidad móvil pospago, como en internet fijo. Esto por cuanto una vez que se libere el cobro, las operadoras van a hacer lo que mejor les convenga a sus intereses económicos y es muy probable que impongan el cobro por descarga, en vez del cobro por velocidad como se mantiene hoy en los planes pospago y en el internet fijo.

No es cierto, como se pretende hacer creer, que estemos en un mercado perfecto y en competencia. Aquí más bien, por el tamaño del mercado, perfectamente se pueden coludir las proveedoras de Internet y decir: "vamos a cobrar de tanto para arriba, o vamos a cobrar por descarga", y de esa manera meternos un “gol” que no nos habían logrado meter directamente hasta ahora.

Si se introduce el cobro de Internet por descarga va a encarecerse el uso de Internet y va a tener serias consecuencias. Lo que nos dicen es que el Internet por descarga ya está en prepago; pero lo que no dicen es que sale mucho más caro el uso de internet en esa modalidad, que en la pospago.

La desaparición del Internet por velocidad va a implicar que mucha gente que utiliza su teléfono como herramienta de trabajo, en mandar y recibir correo, archivos o imágenes, como el caso de los periodistas, que necesitan manejar audios y videos pesados, universitarios que tienen que trasladar documentos por Internet, entre muchos otros casos, todo eso va a cobrarse dependiendo del peso que tengan esos documentos y va a ser muchísimo más caro. Y entonces vamos a ver, como sucede en otros países, que mucha gente tendrá que estar apagando el teléfono, cerrando el tráfico de datos o buscando redes wifi para conectarse en sitios públicos, precarizando un servicio que hoy es mucho más accesible.

El resultado va a ser un aumento de la brecha digital, porque solo los sectores con altos ingresos van a poder darse el lujo de pagar Internet de alta velocidad y se va a limitar a las personas que se quedarán sin acceso por no poder pagar los altos montos. Por eso decimos que no es correcta la decisión de la SUTEL. Está en juego un derecho humano fundamental al qué hay que garantizar el acceso. Pero la Sutel va en dirección contraria, más bien está comprometiendo la posibilidad de un sector de la población de tener acceso a Internet en condiciones razonables de calidad.

Oposiciones.

En lo que va de esta legislatura hemos logrado revertir dos intentos de introducir el cobro de Internet por descarga en móvil postpago, y debemos detener esta nueva tentativa, ahora ampliada a la internet fija. Desde la Asamblea Legislativa hemos preparando oposiciones para presentarlas a la SUTEL en el plazo de la consulta pública que está corriendo. Hemos pedido ampliaciones del plazo conferido. Es imposible que en 10 o 15 días se puedan estudiar más de 1000 folios, muchos de ellos con información de alta complejidad. Estos plazos cortos atentan contra el derecho democrático de participación de las personas usuarias.

Hacemos un llamado a las distintas organizaciones sociales, estudiantes, grupos organizados de consumidores y personas en general para que presenten las oposiciones respectivas y para pedirle a la SUTEL que amplíe el período de consulta. Estamos pidiendo apoyo de otras fracciones legislativas, porque esto no es una lucha del Frente Amplio, es de toda la sociedad costarricense, que debe ir caminando más bien en dirección a garantizar el acceso a Internet y no volverlo un lujo de algunas élites.

*Diputado, Jefe de Fracción del Frente Amplio.

Compartir:
Share

Close
Share