Proyecto de ley: ¡moratorias municipales, sí!

Proyecto de ley: ¡moratorias municipales, sí!

Proyecto de ley: ¡moratorias municipales, sí!

El auge de la producción de piña en la Zona Norte-Norte no se detiene. Hace ya muchos años, que la organización y la lucha comunitaria se han enfrentado con casos en los que el monocultivo se expande de manera descontrolada y sin planificación, ocasionando así, problemas de contaminación del agua, deforestación, dificultades para la realización de la soberanía alimentaria, propagación de plagas e, incluso, violaciones a las garantías laborales mínimas.

Los esfuerzos comunitarios, frecuentemente, se topan con un aparato institucional indiferente, ineficiente e ineficaz. Este año, en el cantón de Los Chiles, nos llevamos una muy agradable sorpresa. Después de muchos meses de trabajo conjunto entre productores ganaderos, maestras, organizaciones, universidades públicas, el Concejo Municipal y nuestro Despacho, se logró la aprobación unánime de la moratoria municipal a la expansión del monocultivo de piña.

Esa noticia nos llenó de esperanza. ¡Al fin! Encontramos en la institucionalidad una respuesta. Luego de tocar tantas puertas, una se abrió. La ilusión de lograr algún cambio se empezó a expandir a Upala y San Carlos. Sin embargo, poco nos duró esa ilusión, pues la Sala Constitucional anuló el acuerdo del Concejo Municipal, por razones que aún desconocemos con profundidad.

No creemos que la Sala lleve la razón. No se debe cambiar nuestra legislación ambiental para que las municipalidades puedan proteger el ambiente, pero debemos buscar otras alternativas, a partir de la decisión, -equivocada-, de ese Tribunal, ya que es la única vía para que se puedan volver a declarar moratorias municipales. Por eso, presentamos un proyecto de ley para autorizar expresamente al Estado a adoptar moratorias o bien, a prohibir actividades cuando se tenga certeza sobre su impacto negativo.

Esperamos que otras Fracciones Legislativas se sumen a este esfuerzo por democratizar la protección del ambiente y nos permitan, a la brevedad, devolverle a las comunidades la capacidad de decidir e incidir en la gestión de los recursos naturales.

Compartir:
Share

Otras publicaciones

Close
Share