Día Mundial Contra los Monocultivos

Día Mundial Contra los Monocultivos

Día Mundial Contra los Monocultivos

A menudo surgen, de la noche a la mañana, de superficies taladas recientemente, nuevos campos de piñas, sin que las autoridades hayan intervenido. Las plantaciones ganan terreno en zonas húmedas protegidas con consecuencias desastrosas para el medio ambiente, como en el caso del Refugio de Vida Silvestre de Caño Negro, uno de los parques nacionales más importantes de América Central” (Estudio  de la Organización Asociación Regional Centroamericana para el Agua y el Ambiente y Oxfam-Alemania)

Esta semana dio inicio la campaña "Piña Sin Derechos", en el marco de la conmemoración del Día Mundial de Lucha contra los Monocultivos. La iniciativa surgió al lado de las comunidades y engloba a personas de Universidades Públicas, organizaciones ecologistas y al Frente Amplio. El objetivo que nos hemos planteado es que el presidente Luis Guillermo Solís atienda a su compromiso de campaña y decrete la suspensión provisional de la expansión piñera en algunas zonas, las más afectadas por el crecimiento acelerado y sin planificación del monocultivo.

Recordamos, con frecuencia, los casos de contaminación de aguas en el Caribe, en El Cairo y Milano. Recientemente estuvimos denunciando la contaminación con bromacil de las nacientes de agua de Veracruz de Pital y de Pital centro. En el caso de Veracruz, la afectación ha sido tan grande, que los camiones cisterna comenzaron a formar parte del paisaje comunal. Estos tres casos son conocidos, pero no los únicos. Ocurre que la falta de estudios impide conocer con exactitud si la situación se repite en otras comunidades. No podemos seguir jugando con la vida de las personas, no pueden seguir tomando agua contaminada a costa del beneficio económico de unas pocas personas.

También, la producción ganadera, especialmente en Los Chiles, ha sido perjudicada. Las denuncias por la enfermedad y la muerte del ganado tras el impacto de la plaga de mosca stomoxys calcitrans son muchas y muy frecuentes, mientras que la respuesta estatal resulta insuficiente y las pérdidas económicas para los pequeños y medianos productores, que ya de por sí la tienen difícil, siguen sumando y ahogando.

Como por si fuera poco, las denuncias por malas condiciones laborales, son también graves y frecuentes, mientras que el silencio estatal deviene en escandaloso. Existen testimonios documentados de personas trabajadoras que afirman recibir salarios por debajo del mínimo y desempeñar sus funciones en condiciones de salud ocupacional bastante cuestionables.

La producción agrícola es el motor de nuestra economía, sin embargo, debe repensarse el modelo de producción. El monocultivo sin planificación alguna, que se expande en cantones que ni siquiera cuentan con planes reguladores, resulta en ocasiones opuesto a la legislación ambiental y laboral, no puede ser sostenible a largo plazo. Creemos en que se debe enderezar el camino, para que los casos incompatibles con el ambiente y los derechos fundamentales sean erradicados y la producción pueda darse de forma equilibrada. Necesitamos una pausa. Urge que la salud de las personas y el ambiente no esté en riesgo, y así, podamos detenernos a resolver los asuntos pendientes.

Saludamos, en esta fecha, a los productores responsables que se ajustan a nuestro ordenamiento jurídico y se desmarcan de las prácticas desleales de sus competidores, también, a los grupos sindicales, ecologistas, a las comunidades, a los Concejos Municipales de Los Chiles, Guácimo y Pococí, que no han dudado en acompañar los proceso de lucha comunal y trabajar en la construcción de alternativas. ¡Seguimos!

Compartir:
Share

Close
Share